Sin categoría

El Chocolate como Potente Afrodisíaco

Desde los tiempos de los aztecas, el chocolate ha sido utilizado como un poderoso energizante sexual. Múltiples razones llevan a las personas a amar este delicioso dulce, no sólo por su sabor, olor, textura y color, sino también por su efecto casi instantáneo en quien lo consume.

El chocolate hace que las personas liberen endorfinas, a las cuales se les puede referir como las moléculas de la felicidad, además de otras sustancias muy beneficiosas producidas por el cuerpo. Al momento que se produce esto, causa una intensa sensación de felicidad, excitación y tranquilidad en las personas. Realmente ayuda a que se disfrute mejor cada momento.

Las personas que prueban el chocolate sienten de inmediato un enorme placer, que al ser combinado con el acto sexual, genera un ambiente totalmente excitante y lleno de muchas cosas nuevas que experimentar. Además de hacer volar la imaginación y llegar a experimentar orgasmos mucho más intensos de los esperados.

Cómo Usarlo Antes, Durante y Después del Sexo

  • El consumo antes del comienzo de las relaciones, ayudará a que te relajes un poco más, te sientas más pleno y seguro de lo que vas a hacer.
  • Lo ideal también es hacer una serie de juegos previos para ir calentando el ambiente, donde el chocolate sea el protagonista. Estos pueden ser, por ejemplo, untar la parte del cuerpo que más te guste de tu pareja y luego ir lamiéndolo poco a poco.
  • Luego de llegar al clímax total y obtener el orgasmo deseado, probar chocolate acompañado de alguna fruta y hablar de lo bien que la pasaron es un idea fenomenal. Seguir con su consumo hará que se siga manteniendo el estado de felicidad que esta actividad debe traer a la vida.
  • El chocolate es perfecto para utilizarlo de la manera que mejor prefiera cada pareja, simplemente dejándose llevar por sus deseos y fantasías. Además de esto, hará que el sexo sea más dinámico y abrirá el camino para nuevas sensaciones y encuentros ricos en abundancia y dinamismo.
Compartir